Bernadette Soubirous es la niña a la que la Virgen María se le apareció en varias ocasiones. Fueron 18 Aparaciones en las que intercambió gestos y palabras con la Inmaculada Concepción.

Bernadette vivió 35 años, los primeros 22 en Lourdes y los últimos 12 en Nevers. Los primeros años de su infancia fueron más bien felices, apesar de su fragil salud. Sus padres le enseñaron a querer y amar. Los malos tiempos que ella y su familia tuvieron que vivir a partir de 1854, van a depararle una vida dura y sufrida.

La vida de Bernadette cambió a partir del 11 de febrero de 1858, día de la primera Aparición. Justo al día siguiente de la última, la joven reflexiona sobre el sentido de su vida y sobre lo que realmente desea.

Es el origen de Lourdes: una persona, Bernadette, y unos hechos, las Apariciones.