El Santuario de Lourdes forma parte de la Ruta Mariana desde sus inicios. La ruta está formada por los que probablemente son los cinco centros de devoción mariana más importantes del Noreste de los Pirineos: El Pilar (Zaragoza), Torreciudad (Huesca), Lourdes (Francia), Montserrat (Barcelona) y la reciente incorporación del santuario de Meritxell (Principado de Andorra).
La Ruta Mariana es un itinerario concebido como un itinerario de fe, espiritualidad y devoción mariana que transcurre por unos parajes de inigualable belleza. Ese camino religioso que se dibuja al unir los santuarios nos genera como resultado, un excepcional patrimonio cultural, artístico y natural.  Así pues, podemos afirmar que quien recorre la Ruta Mariana se encuentra con un un destino turístico-religioso capaz de potenciar múltiples atractivos. La Ruta Mariana incluye pues una parte más espiritual, y otra más turística y/o cultural.

Ruta Mariana, sumando las visitas a sus santuarios, recibe cada año a más de 12 millones de visitantes, entre peregrinos y viajeros. Uno de los objetivos de Ruta Mariana es facilitar la visita y tratar de resolver las posibles necesidades de esos peregrinos/turistas. Tanto si eres peregrino, como si no, Ruta Mariana busca  favorecer el conocimiento de los 5 enclaves religiosos y sus entornos, es decir, de una Ruta Mariana entendida como destino global y unitario.